miércoles, 6 de julio de 2016

PRESENTACIÓN

No recuerdo muy bien como empecé con esta obsesión, este vacío y el sentimiento de que no pertenezco en ningún sitio. Cuando era pequeña era más feliz, me daba igual todo y estaba en las nubes la mayor parte del tiempo. A medida que fui creciendo dejé de sonreír y por primera vez vi el mundo de la forma que es.
Era una niña gordita y solía comérmelo todo, principalmente porque mi abuela me incitaba a ello y a hacerlo a escondidas, ya que mi  madre le decía que no lo hiciera porque luego me crearía problemas. Cuando me hice un poco más mayor, mi madre me empezó a hacer un seguimiento de la comida, pero yo no me deba cuanta que estaba rellenita y por un tiempo lo hice bien, pero lo dejé.
Al entrar a la adolescencia pegué el famoso "estirón", no estaba delgada, pero tampoco parecía una bola de boliche. El primer curso de instituto, me tocó ir a una clase, que aunque conocía a unos cuantos compañeros de primaria, hacía tiempo que no los veía, porque me fui 3 meses a mi país natal y sentía que no conectaba con nadie. Me aislé en mi misma, en los estudios y veía a "mis amigos" en clases y poco más. En el segundo curso empecé a hacer "más vida social", pero empecé a obsesionarme con la comida, no desayunaba (nunca lo he hecho) y a penas comía, pero por las tardes me entraba ansiedad y me lo comía todo. Entré en una depresión, y empezaron los atracones, pero no vomitaba, solo tragaba y tragaba.
Le dije a mi madre que me quería cambiar de colegio, al final entré en otro, con mis dos mejores amigas y donde conocía a bastante amigos, me sentía mejor, pero me sentía mal conmigo misma y me empecé a cortar.

Empecé a visitar páginas pro-ana y adelgacé un montón, pero mi madre, que en ese momento estaba de baja por maternidad, empezó a darse cuenta de que no comían y  me controlaba las comidas. Al empezar el último año de la ESO, me empecé a estresar, con trabajos, deberes, exámenes… Y me entró una ansiedad terrible (los dos últimos meses). Empecé a engordar un montón, y decidí dar un alto y empezar a hacer dieta, controlada por mi madre, pero de momento llevo 5 kg perdidos. Quiero volver a tomar las riendas otra vez. Por eso he decidido hacer un blog donde explicaré como va mi progreso y para ser constante conmigo misma. Obviamente, me quiero mantener en el anonimato, pero me podéis llamar Jane.

No hay comentarios:

Publicar un comentario